Datos personales

lunes, 6 de agosto de 2012

Te espero

Tiempo al tiempo, y mensaje a mensaje me quedo despierta esperando ese mensaje donde me cuentes como te va el día a día, y la verdad ¿qué pretendo que me envíes cuando he dejado de responderte? No lo he hecho porque esté enfadada ni nada, lo que no sé es que me duele más: si responderte o no. 

Pero lo que quiero es que sigas enviándome mensajes, que me quedo despierta y me despierto con el móvil en la mano a horas indecentes.



Esté donde esté, no puedo dejar de pensar en ti. Queda menos para volver a vernos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario