Datos personales

lunes, 19 de diciembre de 2011

Indirectas directas

El conjunto de un día de lluvia, de cansancio acumulado, de extrés después de exámenes, y un día triste son demasiados motivos para que alguien te alegre el día, una persona especial, que toque tu corazón y te haga volar a otro mundo, que te conoce como si fueras una hermana.
Ya sea haciendo galletas, siendo un desastre, con ambiente navideño o no, con gafas o sin ellas, lejos o cerca, e verano o en invierno, te quiero. De todas las maneras inexistentes y con una cantidad incalculable, asi es como te quiero yo, en mí, para siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario