Datos personales

domingo, 9 de junio de 2013

Cuando todo ha llegado a su calma

Hay veces en las que te ves en situaciones en las que lo que quieres es dejar atrás un pasado. Muchas veces es la única salida, mirar hacia delante. Qué fácil es decir que quieres pasar página, acabar el capítulo y dar comienzo a algo nuevo. Qué difícil es dejar marchar a lo que un día has llamado “mi vida” y no mirar hacia atrás. La dificultad de esto está en que nos quedamos mirando hacia atrás, hacia esa esquina , esperando a que ese “mi vida” reaparezca y poner simplemente un punto y aparte y seguir el capitulo. Pero que pretendemos haciendo eso? Repetir los errores del pasado? Hay que mirarse las cicatrices y darse cuenta de lo que se ha superado, de lo que ahora mismo somos y de que ese pasado de la misma manera no se repetirá. En mi caso, orgullosa estoy de haber pasado eso. No arruines el presente pensando en un pasado que no tiene futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario